Cuentan con una aliada para erradicar la violencia, afirmó la Mtra. Lupita Cruz.

 La Presidenta de Centla, Mtra. Guadalupe Cruz Izquierdo acudió a la Ra. La Montaña perteneciente a la Villa Cuauhtémoc para atestiguar la conferencia “Violencia y sus diferentes tipos y modalidades” que fue dirigido a lugareñas por parte de la Dirección Municipal de Atención a la Mujer, esto en el marco del Día Naranja que se conmemora cada 25 de cada mes a nivel mundial para erradicar la violencia contra el género femenino.

En su intervención, la presidenta de Centla, ante cerca de 50 mujeres, mencionó que para abatir aquellas conductas que propician la violencia hacia las mujeres y niñas se tiene que formar a los hijos con buenos valores y principios. De esta manera, logrando inculcar a los niños el respeto hacia el sexo opuesto, haciéndoles saber que todos somos iguales y nadie inferior se podrá construir una sociedad libre de violencia y discriminación. La edil Guadalupe Cruz señaló a las ciudadanas que como mujeres, la mayoría, tienen en su poder influir en la vida de los hijos, pues es con ellas que los menores pasan más tiempo, ya que los hombres salen a trabajar, es entonces ahí donde se puede combatir el llamado machismo. Añadió, que sin queremos que nuestros hijos no caigan en el futuro en conductas antisociales como drogadicción, alcoholismo, entre otros, debemos escucharlos su sentir y sus probleas otorgándoles afecto y cariño, esto mas allá de los recursos económicos que se les proporcione.

La edil dijo a las presentes que si padecen algún tipo de violencia, con ella cuentan con una aliada para combatirlo, donde pueden acudir al DIF Municipal o a la Dirección de Atención a la mujer donde ha dado instrucciones de proveer a la violentadas de asesoría jurídica, psicológica, médica, entre otros, donde con gusto se les atenderá. Agregó, que en caso que alguna mujer tenga problemas en el reconocimiento de sus hijos se les proporcionará la realización de la prueba de ADN para probar la paternidad y no estén los menores en el desamparo sino que se les respete sus derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *